Manteros: el escondite de la mafia por dentro

Había todo tipo de objetos para la venta y alimentos mal conservados

Cargando...

La Policía de la Ciudad desarticuló a una organización de manteros y vendedores ambulantes que intimidaban a comerciantes y utilizaban dos viviendas que funcionaban clandestinamente como depósitos de mercadería y cocina, en el barrio porteño de Liniers.

Si bien en su mayoría eran senegaleses, operaban asociados a un grupo de peruanos.

Los efectivos allanaron dos domicilios en donde se encontraron con una fuerte resistencia de los senegaleses.

En los depósitos la organización acopiaba la mayor parte de la mercadería.

Además los usaban de conventillo y también funcionaban dos cocinas clandestinas donde se preparan alimentos para vender en la vía pública sin la habilitación correspondiente e infringiendo las normas de higiene.

Durante el operativo, se secuestró gran cantidad de mercadería para la venta y hay dos detenidos.

Interviene en el caso la Fiscalía Penal N° 21.   

+ NOTICIASmás noticias

DÉJANOS TUS COMENTARIOS
NOTAS RECOMENDADAS