06/05/2019

El peligro que corrés al meter estos alimentos y cosas al microondas

Hay algunos que tienen reacciones químicas dañinas para la salud y otros incluso pueden provocar una explosión.

En el hogar existen una serie de implementos que al ser manipulados de mala manera, pueden llegar a provocar una tragedia. Uno de ellos es el microondas, un electrodoméstico al que no puedes meter cualquier alimentos o cosa.

Algunos alimentos, bebidas o recipientes pueden liberar toxinas, quemarse, derretirse o incluso explotar. No son nada extraños, por lo que es posible que hayas metido alguno de ellos en alguna ocasión. La revista Real Simple ha recopilado las nueve cosas que por nada del mundo, deberías calentar en el microondas.

Pimientos

Los pimientos contienen un compuesto llamado capsaicina que les destroza por completo. Cuando se calientan, especialmente si son picantes, esta sustancia se vaporiza en el aire sin ventilación del microondas. Al abrir la puerta, puedes ser expuesto a humos nocivos que pueden irritar los pulmones, garganta, ojos o nariz.

Huevos duros

Al calentarse, los huevos duros liberan vapor en su interior que hace que la presión aumente. Cuando se cortan con un cuchillo o los muerdes, esta presión se libera y la explosión puede quemarte.

Poliestireno

No puedes meter nada de plástico ni papel aluminio en un microondas. Cuando se calienta, libera químicos muy dañinos, tanto para los alimentos como para la salud humana.

Sartenes de metal

Al igual que el plástico, el metal es una sustancia a la que no le hacen nada bien las ondas. Además, es mucho más peligroso que el poliestireno, ya que al calentarse puede producir chispas que produzcan después un incendio.

Uvas

Parecen inofensivas, pero si se te ocurre calentarlas en el microondas podrían producir una explosión. Las uvas se sobrecalientan y la pulpa azucarada se convierte rápidamente en plasma fundido.

Papas fritas o asadas

Las papas a menudo albergan la Clostridium botulinum, una bacteria que produce la enfermedad del botulismo. Cuando se cocinan y no se almacenan inmediatamente en el refrigerador, las esporas de las bacterias pueden multiplicarse, causando malestar estomacal.

Carnes procesadas

El tocino, las salchichas o la carne molida siempre deben cocinarse en un sartén o en el horno, nunca en el microondas. A diferencia de los demás, que corren el riesgo de explotar, estos alimentos procesados sufren una reacción química por la cual se forman productos de oxidación del colesterol (COPs). Los COPs se han relacionado con graves enfermedades coronarias, cardiovasculares e inflamaciones.

Salsa de tomate

No causará una explosión ni tampoco tiene riesgo para la salud al ingerirla, pero puede ser un desastre. El calor se libera en forma de vapor que, si no se detiene, quedará pegado para siempre en las paredes de tu microondas.

Nada

Nunca enciendas un microondas vacío, si no quieres sufrir un aparatoso incendio. Las ondas que no encuentran un punto rebotarán contra las paredes, lo que dañaría la estructura poniendo en peligro el sistema eléctrico del objeto.

Fotos: Shutterstock.

pixel