06/05/2019

Fue a buscar a su hija a la guardería y se percató que tenía el cuerpo lleno de mordeduras

Cargando...

“El hecho de que nadie en la guardería ni siquiera me notificara nada cuando la recogí es asombro”, dice Alice Bryant.

Alice Bryant quedó horrorizada al ver que Rosalynn, su hija de tan solo un año y tres meses, tenía mordeduras por todo su cuerpo. La mujer, originaria de Arisona, Estados Unidos, vio las marcas en el cuerpo de su pequeña luego de ir a buscarla a la guardería.

“El hecho de que nadie en la guardería ni siquiera me notificara nada cuando la recogí es asombro”, dice la mujer quien al ver las marcas y no recibir una respuesta satisfactoria de la guardería, decidió denunciar el hecho a las autoridades, según señala The Sun.

El hecho ocurrió el pasado 26 de febrero en la guardería Creative Beginnings Daycare de Tucscon, lugar donde la mujer había comenzado a llevar a su hija hace solo cinco días, debido a que se habían mudado hace poco a ese sector.

“Al principio, yo estaba incrédula: ‘¿Son esas marcas realmente mordidas?’ Y luego, mi cerebro dejó de pensar y comencé a llorar”, dijo a los medios locales.

Sin embargo, aunque dejó constancia en el departamento de Servicios de Salud de Arizona, la investigación no ha avanzado, por lo que Alice decidió denunciar el hecho en las redes sociales.

“No lleven a sus hijos a Creative Beginnings Daycare, es parte de una organización internacional y la que está aquí en Tucson está acreditada por el Estado. Ellos ni siquiera llamaron para avisarme que había sucedido un incidente, tampoco me notificaron por otra vía, ni me dijeron nada cuando la fui a buscar. Todas estas marcas sucedieron en un día”, escribió Bryant en su cuenta de Facebook.

La publicación de Alice generó reacciones entre los usuarios quienes apoyaban a la angustiada madre y entendían su preocupación.

“¡¡Esto me hizo llorar !! ¡Siento que tu bebé tenga que soportar esta tortura y dolor! ¡¡¡No te detengas hasta que obtengas justicia !!! “, escribió un usuario.

Pero parece que el caso de la hija de Alice no es el primero, ya que una madre relató que le pasó algo similar en esa guardería.

“Mi hijo estuvo aquí hace más de un año. Honestamente, pensé que nuestra experiencia fue una casualidad, pero parece que nada ha cambiado”, dijo la mujer en uno de los comentarios.

Por su parte, la Policía cree que las mordeduras parecen haber sido provocadas por otro niño de la guardería, sin embargo, esa explicación no convence a la madre de la menor, ya que si hubiera sido así, su hija habría gritado y alertado a alguno de los cuidadores.

“Tal vez los bebés se quedaron solos o tal vez los responsables simplemente ignoraron los gritos”, dice la madre.

Según un informe de 2018, la guardería ha presentado varias deficiencias que fueron denunciadas a las autoridades, como por ejemplo, niños que no tenían registros de entrada y salida, personal que no tenía conocimiento del número de menores que había en los salones y una habitación para cambiar pañales que no cumplía con las regulaciones.

Fotos: Facebook

pixel