03/06/2019

Ashton Kutcher testifica en el juicio contra el ‘Destripador de Hollywood’

Michael Gargiulo está acusado de haber agredido brutalmente a una mujer y asesinado a otras dos entre 2001 y 2008. Una de las víctimas es una ex novia del actor.

El actor Ashton Kutcher tuvo que acudir a los tribunales de Los Angeles, en Estados Unidos, para testificar en el juicio que se lleva a cabo en contra de Michael Gargiulo, conocido como el “Destripador de Hollywood”, a quien acusan de haber agredido brutalmente a una mujer y asesinado a otras dos entre 2001 y 2008.

El testimonio del actor es uno de los 100 que serán parte del juicio, que se inició a principios de mayo. Kutcher era novio, cuando comenzaba su carrera en la serie “That ’70s Show”, con Ahsley Ellerin, una de las jóvenes a las que presuntamente asesinó Gargiulo, acusado a cadena perpetua.

De acuerdo a los antecedentes del caso, la noche del 21 de febrero del 2001, Ashley, bailarina y estudiante de diseño de 22 años, tenía planeado asistir a una fiesta de los Grammy con el actor, aunque ella jamás se presentó a la cita.

A la mañana siguiente, una compañera de departamento la encontró muerta por 47 puñaladas y, según publicaba en ese entonces el Washington Post, con evidencias de que se estaba preparando para su compromiso con el actor.

En su testimonio en el tribunal de Los Angeles, el actor explicó una vez más su versión de lo ocurrido la fatídica noche: “Llamé a la puerta y nadie respondió. Volví a llamar un par de veces y seguía sin obtener respuesta. Pensé que se había ido, porque yo había llegado tarde, y estaría enfadada”.

De acuerdo a Daily Mail, Kutcher relató que también se asomó por la ventana y vio una mancha en el piso que pensó era de vino tinto, pero que realmente correspondía a sangre de la que en ese momento era su novia. Un detallé que también había contado cuando ocurrieron los hechos, recoge CNN.

También volvió a contar que decidió acercarse hasta la casa de la joven después de intentar confirmar la cita por segunda vez por teléfono y no obtener respuesta. “Pensé que era raro que las luces estuvieran encendidas. Parecía un desastre, pero no pensé nada al respecto porque ella se acababa de mudar”, explicó.

En un primer momento, la policía cuestionó su versión, algo que reconocía que le preocupaba ya que, al mantener una relación cercana con la fallecida, sus huellas estaban presentes en la puerta de Ashley. “Recuerdo que al día siguiente después de que escuché lo que había ocurrido fui con los detectives y les dije ‘mis huellas digitales están en la puerta. Estaba asustado”, testificó Kutcher.

El acusado Michael Gargiulo también está esperando a ser juzgado por el homicidio de una mujer de 18 años, ocurrido en Chicago en 1993.

Fotos: Shutterstock/Redes sociales/Policía de Los Angeles.

pixel