30/09/2019

Madre se durmió borracha sobre su bebé, el niño murió y ella quedó libre

La justicia determinó que la mujer sufrió un “impacto significativo” en su salud mental por la muerte de su hijo.

Luego de pasar solo tres meses en la cárcel y tras un controvertido falló, una madre galesa quedó en libertad, a pesar de ser acusada de negligencia parental por la muerte de su hijo de cuatro meses.

El trágico hecho ocurrió el 29 de marzo de 2017, día en que Marina Tilby, de 26 años, salió a tomar alcohol junto a su hermana, y llevó al pequeño Darrian con ellas.

Las hermanas fueron a un local nocturno, donde conocieron a tres hombres. Las cámaras del pub en el que estaban captaron a la mamá jugando con su hijo, lanzándolo al aire para atraparlo.

Después de beber en el lugar, las mujeres se fueron junto a los desconocidos. Sin embargo, Marina estaba tan borracha que se quedó dormida y bajo ella quedó su hijo.

Una hora después que Marina se durmiera, su hermana logró despertarla y se dio cuenta que el niño no reaccionaba, y además tenía sangre en la nariz. Pese a que lo llevaron a un hospital, el menor falleció de un paro cardíaco.

La mujer fue condenada por maltrato infantil y negligencia deliberada, y sentenciada a dos años y cuatro meses de presidio. Sin embargo, sus abogados apelaron a la sentencia por el remordimiento que mostró la madre, consigna Metro. 

La justicia determinó que la muerte de Darrian tuvo un “impacto significativo” en la salud mental de Marina y le ocasionó una “depresión profunda”, por lo que quedó con libertad condicional por un año.

Foto: Facebook.