07/10/2019

Mujer sufre extraña fobia que le impide comer frutas y vegetales

La joven inglesa padece una patología psiquiátrica que no le permite consumir este tipo de alimentos.

El espectro de las fobias es bastante amplio. Existen miedos irracionales a las arañas, a las alturas, a los payasos y a la oscuridad, pero hay algunas que son bastante complejas e incluso pueden dañar severamente la salud de quienes padecen este tipo de trastornos.

Jade Youngman, de 25 años, originaria de Norwich, Inglaterra, fue noticia luego de que se hiciera pública la extraña fobia que padece a los alimentos sanos como frutas y verduras, viviendo solamente de pizzas, pasta, nuggets de pollo y papas fritas.

La consultora de reclutamiento se sometió a una terapia cognitiva conductual e hipnoterapia para tratar de corregir su trastorno de ingesta restrictiva de alimentos, pero dice que no ha funcionado y que todavía no puede soportar la idea de comer verduras o frutas, recoge LadBible.

“La forma en que describo cómo me siento es que si alguien pone un plato de frutas o verduras frente a mí, es el equivalente a poner un plato de excremento de perro y decir ‘come eso’. Me hará vomitar si lo como. Me hará sentir desdichada y tener náuseas el tenerlo delante de mí. Es como una reacción física. Si me lo llevo a la boca con la mano izquierda, la mano derecha alejará la mano izquierda antes de llegar allí. Sé que no me matará si lo como y sé que probablemente sabrá bien, pero no puedo meterlo en mi boca”, dice la mujer.

Jade argumenta que era capaz de comer todo tipo de cosas hasta cumplir los tres años. Desde ese momento, comenzó a rechazar algunos tipos de comida, sin embargo, no conoce la explicación.

“Mi madre dijo que no puede pensar en nada que lo haya desencadenado. No hubo incidentes de asfixia ni nada por el estilo. La textura es una cosa que me define. No es tanto el sabor. Por ejemplo, me gusta el sabor del condimento de fajita, pero nunca pude comer pimientos o chiles debido a la textura. Siempre he comido nuggets de pollo, pizza, pasta simple con queso y papas fritas, alimentos procesados, básicamente. No desayuno y para el almuerzo tendré una rebanada de pizza de Greggs con solo queso. Luego, para el té, serán nuggets de pollo, papas fritas o pasta. Esto es lo que llamo ‘alimentos seguros’. Nunca comeré nada nuevo”, aseguró.

De acuerdo a la fundación Beat, relacionada a los desórdenes alimenticios, este tipo de trastornos es el término general para las condiciones en las que los pacientes tienen una dieta restringida, debido a que evitan ciertos alimentos. La razón más común es la extrema sensibilidad a su sabor, textura, olor o apariencia. También puede desencadenarse por una experiencia angustiante anterior con alimentos, como asfixia o vómitos.

Foto: Shutterstock.