08/11/2019

Hombre descubre que su esposa está viva minutos antes de ser incinerada

La mujer sufría de un bocio severo y dejó de respirar en un momento dado

Un hecho bastante particular sucedió en Bangkok, la capital de Tailandia. Una mujer fue declarada muerta y durante tres días permaneció en un ataúd, sin embargo, estaba viva.

Los familiares de Phinij Sopajorn, de 70 años, creyeron que que había muerto, lo que incluso fue certificado en un hospital local. La mujer sufría de un bocio severo y dejó de respirar en un momento dado, publica el medio tailandés Bangkok Jack.

El médico dejó que la familia preparara el cuerpo para un funeral budista y la mantuvieron en un ataúd frío en el templo local durante tres días. Justo antes de que el cuerpo fuera a ser trasladado al incinerador, su esposo, Thawin Sopajorn, de 73 años, comenzó a lavarle la cara y notó que su esposa respiraba suavemente y que sus ojos parpadeaban, recoge 20 Minutos. 

Inmediatamente pidió ayuda y los paramédicos declararon que su esposa aún vivía. “Después de que dejó de respirar el domingo, la metimos en el ataúd y pensé que era extraño que su cuerpo no estuviera rígido. La bañé y su cuerpo aún se movía” , dijo el hombre.

“Luego, durante el funeral, fui la última persona en tocarla antes de la cremación. Recé para que viviera una próxima vida feliz y luego vi que sus ojos comenzaban a moverse”, declaró Thawin Sopajorn.

Foto: Shutterstock.