13/11/2019

A los 114 murió el hombre más viejo del mundo

El alemán Gustav Gerneth dijo que el secreto para vivir tantos años era no dejar de moverse y comer mantequilla.

Gustav Gerneth era la persona más longeva del mundo. Tenía 114 años. Los había cumplido la semana pasada pero falleció hace tres días en Havelberg, Alemania, según señala DW.

Su cumpleaños lo celebró rodeado de su familia y hasta con la presencia de Bernd Poloski, el alcalde la ciudad. “Estoy contento de haber tenido el gran privilegio de haberle podido felicitar personalmente por su 114 cumpleaños y me alegro de haberle visto de tan buen humor en su día”, dijo la autoridad comunal.


Gerneth nació el 15 de octubre de 1905 en la hoy ciudad polaca de Szczecin, entonces todavía alemana. Fue maquinista de profesión, sobrevivió dos contiendas mundiales. Durante la Segunda Guerra Mundial fue hecho prisionero y hasta su jubilación en 1972 trabajó en la central de gas en Havelberg.

Cuando se le consultó por su secreto para vivir tantos años, Gerneth dijo que la clave es el ejercicio físico. “No hay que sentarse sobre el trasero, eso te deja rígido”, dijo y agregó también el consumo de mantequilla. Un dato para no olvidar.

Foto: Shuterstock