08/01/2020

Assange desde la prisión de Belmarsh: ‘Estoy muriendo lentamente aquí’

Un amigo reveló que recibió una llamada telefónica del fundador de Wikileaks. “Sonaba horrible fue muy molesto oírlo”, dijo Vaughan Smith.

A Julian Assange, el fundador de Wikileaks, no se le había visto desde su detención en la embajada de Ecuador en Londres el 11 de abril del 2019, luego que el gobierno de Lenin Moreno le quitara el asilo del que gozaba.

El pasado 21 de octubre, el ciberactivista de 48 años compareció ante un tribunal por el juicio que Inglaterra tiene en su contra, donde lo que más llamó la atención, fue su evidente deterioro físico.

Recientemente un amigo de Assange reveló que recibió una llamada en la que pudo escuchar muy deteriorado al activista, que lleva más de ocho meses en la prisión de máxima seguridad de Belmarsh en Londres.

“Nos contó a mi esposa y a mí cómo estaba muriendo lentamente en Belmarsh donde, aunque solo en prisión preventiva, es mantenido en confinamiento solitario durante 23 horas al día y es a menudo sedado”, dijo Vaughan Smith, periodista y amigo de Assange quien señala que recibió la llamada telefónica en la víspera de Navidad.

En conversación con el sitio RT, Smith reveló que Assange habló directamente sobre sus chances de salir con vida de esa prisión. “Me dijo esto: ‘estoy muriendo lentamente aquí'”.

El periodista agregó que el fundador de Wikileaks tenía dificultades para hablar. “Sonaba horrible fue muy molesto oírlo”, dijo.

Foto: Shutterstock