22/01/2020

Compró un notebook por Internet y le llegó un ladrillo de madera

Patricio Molina dio a conocer su caso a través de su cuenta de Twitter y rápidamente se viralizó.

Aunque en un comienzo muchas personas estaban reticentes a realizar compras por Internet, cada vez son más los usuarios que realizan transacciones de modo online, sin necesidad de ir a la tienda y ver con sus propios ojos el producto que quieren adquirir.

Sin embargo, el sistema no está libre de fallas y en más de una ocasión algún cliente no ha recibido el producto que había comprado. Es el caso de Patricio Molina, un argentino que compró una MacBook por Mercado libre pero recibió un ladrillo.

“Me compré una Macbook y me llegó un ladrillo de madera. Vamos Argentina todavía”, fue el mensaje que escribió en su cuenta de Twitter junto a una imagen del “producto” que le llegó y que rápidamente se viralizó.


Aunque lo común es pensar que el vendedor fue el responsable del engaño, Molina no cree que haya sido él, sino que algo ocurrió en el trayecto o hubo intervención de terceros.

“Hablé con el vendedor y le comenté la situación. Tiene buena reputación en MELI y me había enviado sin problema la Factura A. Se ve que ya le pasó esto anteriormente y me mandó fotos de lo que me envió. Me dijo que abriera un reclamo”, asegura.


Aunque Molina no sabe a ciencia cierta qué fue lo que ocurrió, cree que alguna persona hizo un cambio en el trayecto entre la casa del vendedor y su oficina.

“Alguien recortó muy cuidadosamente la etiqueta de envío del paquete original y la pegó en otro paquete. El paquete original era negro, el que me llegó era amarillo”, dijo en conversación con Infobae.


No es primera vez que Patricio realiza una compra online a través de este sitio web y asegura que este percance no lo desanimará y seguirá comprando por este medio. Además, aseguró que la compañía le devolvió la totalidad del dinero, al igual que al vendedor.

Respecto al ladrillo, Molina dijo que le pegó la manzana de Apple y que lo colocó en una repisa de su oficina, como una forma de reírse de lo ocurrido.

Foto: Shutterstock