22/01/2020

Sufrió convulsiones mientras jugaba online: su amiga le salvó la vida a 8.000 kms de distancia

“Acababa de ponerme los auriculares cuando escuché lo que podría describir como una convulsión”, dijo Dia Lathor, quien se encontraba en Inglaterra.

Una joven de Estados Unidos le salvó la vida a su amigo con quien jugaba a través de Internet y que se encontraba a más de 8.000 kilómetros de distancia.

Se trata de Dia Lathor, una joven de 20 años que vive en Texas (Estados Unidos) y que estaba conectada para jugar online con Aidan Jackson, un joven de 17 años que vive en Widnes, Inglaterra.

Cuando se disponían a iniciar el juego, el joven comenzó a sufrir convulsiones. “Acababa de ponerme los auriculares cuando escuché lo que podría describir como una convulsión”, dijo la joven.

“Obviamente comencé a preocuparme e inmediatamente pregunté qué estaba pasando y si estaba bien”, agregó Lathora.

Al ver la gravedad de la situación, la joven intentó contactarse con el número de emergencia de la Unión Europea, sin embargo, no recibió respuesta. “Solo había esperanza en que los servicios de emergencia contestaran, por lo que intenté hablar con una persona real”, aseguró.

Lathor logró contactarse con la Policía de Widnes donde explicó lo que estaba ocurriendo con su amigo. “Me estoy comunicando desde Estados Unidos. Actualmente estoy en una llamada con mi amigo. Tuvo una convulsión y no me responde”, según señala  el medio británico Liverpool Echo.

A los pocos minutos una pareja de policías llegó hasta la casa de Jackson, sorprendiendo a sus padres, quienes hasta el momento no sabían lo que estaba ocurriendo con su hijo.

“Estábamos en casa viendo la televisión y Aidan estaba arriba en su habitación. Lo siguiente que notamos fue que dos autos de policía estaban fuera con las luces intermitentes encendidas”, relató su madre, Caroline.

Inmediatamente subieron a la habitación de Aidan donde lo encontraron “extremadamente desorientado”. El joven fue trasladado a un hospital de la zona donde actualmente se está recuperando.

Aidan ya había experimentado un episodio similar en mayo del año pasado. Afortunadamente está fuera de peligro gracias a su amiga Lathora, a quien solo conoce a través de Internet. Los padres del adolescente se pusieron en contacto con ella para agradecerle lo que hizo por su hijo.

Foto: Shutterstock