23/01/2020

Perdió 79 kilos solo dejando de consumir azúcar: estos son sus consejos

Con solo 20 años llegó a pesar 147 kilos. Dice que no podía parar de comer y que en un momento ya ni siquiera podía atarse los zapatos.

Molly Carmel, quien actualmente es terapeuta de trastornos alimentarios, tuvo que sufrir en carne propia los efectos del exceso de comida, y sobre todo azúcar, para comprender lo dañino que esto puede ser. Según contó, llegó un momento en que no podía controlar su propio peso, lo es un indicador terrible.

Ella pasó años probando casi todos los programas de dieta y ejercicio, y se sometió a una cirugía, pero ninguno de estos planes funcionó a largo plazo. Con solo 20 años llegó a pesar 147 kilos, no podía parar de comer, especialmente azúcar. “Me tranquilizaba, adormecía y consolaba”, explicó en Today la autora del libro “Rompiendo con el azúcar”.

La terapeuta, que ahora tiene 42 años, explicó que “era mi gran amor y pensaba que la solución a todos mis problemas, cuando en realidad era el problema intrínseco”, dijo respecto a los dulces.

Esto había sido así desde niña: no podía esperar a llegar al parque de atracciones para comer algodón de azúcar, o ir a casa de una amiga para poder comer galletas. Con siete años la llevaron a un nutricionista por miedo a que pudiera ponerse “gruesa”, pero nada de eso sirvió. Entró en un terrible ciclo en el que probaba dietas y fracasaba, con lo que se sentía falta de moral y recurría de nuevo a los dulces. Cuando llegó a los 23 años ni siquiera podía atarse los cordones de los zapatos.

“Estaba desesperada. No veía a mis amigos, ni viajaba, me convertí en un ser solitario”, confesó Molly. Fue a finales de la década de los 90 cuando comenzó a investigar sobre el azúcar y decidió dejarlo de golpe, inspirada en su hermano que también lo había hecho. Pensó que sería una dieta más que luego abandonaría, pero comenzó a funcionar y fue entonces cuando dejó de ser algo pasajero para convertirse en su estilo de vida.


Ahora, después de haber escrito ese libro y haber perdido hasta 79 kilos tras erradicar el azúcar, entiende perfectamente todos los daños que produce en el organismo y asegura que no es tan difícil prescindir de él, pero que es posible, consigna El Confidencial. 

Carmel entregó algunos consejos. Comprobar la etiqueta de los alimentos siempre es una buena opción. Ella tiene una regla a la que llama del “quinto ingrediente”: si el azúcar está colocado en el puesto número cinco o menos aún en la lista, eso que vas a coger es bueno.

Muchos regímenes permiten un día de descanso en el que puedes comer lo que quieras, pero Molly advierte que no es buena idea: “Volverás a engancharte al azúcar, muy rara vez he visto a alguien que tenga éxito con ello. Mejor comprométete a cumplir las reglas”.

Es mucho más fácil cumplir con la dieta si no tienes dulces almacenados por toda la despensa. Su técnica favorita para combatir un ansia de azúcar en este momento es poner hielo en la parte posterior de su cuello. Ella jura que funciona.

Foto: Molly Carmel.