24/06/2020

Científicas del Conicet desarrollan un gel contra el coronavirus

Cargando...

Conicet trabaja en un gel que desactive el coronavirus de ropa, paredes y pupitres

Un gel antiviral y desinfectante que pueda entremezclarse en ropas, paredes y hasta pupitres de escuela para atrapar el coronavirus y dejarlo inactivo es el desafío en el que trabajan las investigadoras del Conicet Vera Álvarez y Verónica Lassalle.

Se trata de un gel con nanopartículas inorgánicas con función antiviral que puede incluirse dentro de diferentes matrices, como la tela para indumentaria, sábanas y ropa de protección sanitaria: mascarillas, guantes y ambos y superficies como paredes y pisos, explicó a Télam Vera Álvarez, ingeniera, investigadora del Conicet y desarrolladora del proyecto.

Las científicas argentinas están desarrollando un material híbrido polimérico-inorgánico, antiviral, desinfectante, que pueda ser aplicado a la ropa con el objetivo de prevenir la replicación del virus por medio de las prendas que usan médicos y personal de enfermería.

“Desarrollo de geles, films y recubrimientos poliméricos para la elaboración de materiales de protección y de inactivación del coronavirus de distintas superficies”, es el nombre del proyecto que llevan adelante.

“El objetivo general es sintetizar materiales de base polimérica, de bajo costo, de simple preparación e implementación, que resulten eficientes como herramientas para la prevención de infecciones y eliminación del virus covid-19 de distintas superficies”, detalló Álvarez.

Este enfoque incluye diseñar los mencionados materiales en forma de recubrimientos, films o geles destinados para la elaboración de insumos de protección para el sector sanitario (mascarillas, guantes, ambos, etc) que podrían ser re-utilizables, así como de otro tipo de indumentaria”.

La investigadora explicó que intentan insertar el proyecto en la producción de telas para indumentaria de protección sanitaria de quienes están en la trinchera contra el covid-19.

Pero además, por su versatilidad, “podría ser recubrimiento de otras superficies de acceso masivo, como pisos y paredes de hospitales, edificios públicos como bancos o escuelas y desinfección de medios de transporte”, agregó Álvarez.

Todavía falta bastante para poder tenerlo -entre seis meses y un año-, Álvarez se entusiasma: “cuando el virus se pone en contacto con el gel queda “pegado” a la superficie y es inactivado por las nanopartículas inorgánicas, evitando que se movilice, ingrese en células humanas y se replique. Los textiles que se fabriquen con el polímero además serán reutilizables, minimizando el impacto en el ambiente que genera el creciente uso de estos materiales de protección descartables”.

Pruebas antivirales y de toxicidad terminadas para luego realizar los ensayos en telas con la colaboración de grupos textiles del inti. Y por último, la escala piloto del material.

“El virus interactúa de manera química con este polímero que es la base de nuestro material y de alguna manera se destruye la membrana del virus que es lo que genera el efecto viral y la posibilidad de reproducirse, entonces esa sería la manera a través de la cual va a inhibir la reproducción y la posibilidad de ataque viral”

Las telas modificadas con nuestro polímero pueden llegar a durar al menos entre 10 y 20 usos.

Telenueve al Amanecer, vas a vivir un nuevo amanecer cada mañana. El magazine que estabas esperando con toda la información que necesitás antes de salir de tu casa. Con la conducción de Romina Lachmann y Daniel Navarro. De lunes a viernes 07.00hs por El Nueve.