‘Caso Madeleine McCann’: policía alemana realiza excavaciones para hallar pruebas del crimen - Sociedad - El Nueve

30/07/2020

‘Caso Madeleine McCann’: policía alemana realiza excavaciones para hallar pruebas del crimen

Las pesquisas son parte de la investigación que señala a un pedófilo alemán como el responsable de la desaparición y asesinato de la niña.

El caso de Madeleine McCann sigue avanzando a través de las investigaciones de la policía alemana. En el marco de la nueva teoría que indica que la niña fue secuestrada y asesinada por el ciudadano alemán Christian B., relacionado a múltiples caso de pedofilia, se realizó una excavación en una huerta en las cercanías de la ciudad de Hannover, en la que participaron un centenar de agentes.

De acuerdo al periódico local Hannoversche Allgemeine, agentes de la Oficina Federal de la Policía Criminal (BKA) y de la Policía regional del estado federado de Baja Sajonia participaron en el registro de la parcela ajardinada, que fue desbrozada y excavada en el curso de las pesquisas.

Según publica El Mundo, la Fiscalía de Braunschweig confirmó que la operación está relacionada con el alemán de 43 años con antecedentes de abusos sexuales a menores del que sospecha que secuestró y asesinó a la menor británica en el Algarve portugués hace 13 años.

Sin embargo, no se especificó cuál es la relación del sospechoso con la parcela ni cuál era el objeto del registro por parte de los agentes, que fueron fotografiados empleando palas y un perro de búsqueda. Aunque se cree que se buscaban pruebas del crimen.

“Esta operación está relacionada con la investigación del caso Maddie McCann, pero no habrá detalles sobre el procedimiento que se está llevando a cabo. La policía necesita algo más de tiempo para terminar”, afirmó la portavoz del Ministerio Público, Julia Meyer.

La ciudad de Hannover está a unos 65 kilómetros de Braunschweig, donde el sospechoso tenía su última residencia. La parcela se sitúa prácticamente entre una carretera y un río, y en ella hay un pequeño bungalow que fue utilizado como segunda vivienda.

El alemán, con 17 condenas por distintos delitos, desde agresión hasta abusos sexuales, cumple en la actualidad condena por tráfico de drogas en la ciudad de Kiel, en el norte de Alemania. La señal de su teléfono móvil lo ubica cerca del lugar en el que desapareció Madeleine, la noche del 3 de mayo de 2007.

Foto: Redes sociales.