Policía encuentra un sótano oculto en el jardín del sospechoso del caso de Madeleine McCann - Sociedad - El Nueve

05/08/2020

Policía encuentra un sótano oculto en el jardín del sospechoso del caso de Madeleine McCann

El pedófilo alemán había revelado que quería hacer un sótano como el de “El Monstruo de Amstetten”.

La policía alemana encontró un sótano escondido en el jardín de la casa donde vivía el principal sospechoso de la desaparición de Madeleine McCann en el Algarve portugués en 2007. Los investigadores están en la parcela, donde han realizado una serie de excavaciones para hallar pistas sobre el crimen.

El sospechoso, Christian Brueckner, habría vivido en este lugar cerca de Hannover, Alemania, en 2007, justo el mismo año de la desaparición de la niña, según declaraciones de un antiguo vecino. Los edificios del recinto donde vivió el sospechoso fueron derribados en 2008.

La policía halló el sótano bajo los cimientos del edificio demolido. En la zona se están utilizando perros especializados en la búsqueda de cadáveres. Un ex amigo del sospechoso declaró el mes pasado que Brueckner le había manifestado la intención de crear un sótano en una de sus propiedades como el utilizado por Josef Fritzl, más conocido como “El Monstruo de Amstetten”.

Un vecino, que tenía su jardín junto al de Brueckner, dice que el sospechoso llegó en 2007 y vivió allí durante un año. También le habría contado que no estaba registrado ante las autoridades, por lo que nadie sabría que estaba allí. La propiedad estaba más pensada para la jardinería que para habitarla. La policía alemana estuvo investigando en una guardería de Hannover en el marco de este caso, consigna El Mundo.

El sospechoso habría vivido en el Algarve entre 1995 y 2007 y actualmente se encuentra cumpliendo pena de prisión en Alemania por otro delito. Desde que se hicieron públicas las sospechas, han sido muchos los testigos que se han dirigido a medios alemanes y portugueses para reforzarlas. Se cree que podría estar detrás también de la desaparición de una niña de cinco años, Inga Gehricke, conocida como la “Maddie alemana”.

Las autoridades alemanas sospechan que este hombre secuestró a la pequeña cuando tenía 3 años mientras disfrutaba de unas vacaciones con sus padres en la ciudad portuguesa de Praia da Luz, y que la habría asesinado.

Foto: Redes sociales.