El peligro de tocar objetos contaminados con coronavirus - Sociedad - El Nueve

25/08/2020

El peligro de tocar objetos contaminados con coronavirus

China hizo la advertencia en respuesta a la alarma desatada tras confirmarse casos de Covid-19 en supermercados que venden alimentos congelados.

La Comisión Nacional de Salud de China aseguró que el contacto con “objetos contaminados con el coronavirus” puede causar infecciones. La alarma aparece después de que el país asiático confirmara varios casos de Covid-19 relacionados con la cadena de alimentación.

Al parecer la advertencia se hizo en respuesta a la alarma desatada tras confirmarse casos de coronavirus en supermercados que venden alimentos congelados, dado que, según los expertos del país, las bajas temperaturas y la humedad son propicios para que el patógeno sobreviva.

El país acumula desde julio diez positivos detectados en empaquetados y superficies de muestra de productos congelados, de acuerdo con la prensa local. Además, la ciudad de Shenzhen puso en marcha una campaña masiva de test de ácido nucleico al detectar tres positivos en empleados de una cadena de supermercados, mientras que la de Cantón suspendió temporalmente la importación de carnes y mariscos congelados del extranjero, recoge El Confidencial. 

Muestras de un lote de alitas de pollo congeladas importadas de Brasil dieron positivo en las pruebas de ácido nucleico, y una inspección rutinaria en un restaurante de la ciudad oriental de Wuhu detectó el virus en el empaquetado exterior de camarones blancos de Ecuador, lo que había sucedido ya el pasado 10 de julio con los embalajes de este marisco de tres empresas ecuatorianas. También se han encontrado trazas del virus en muestras del envoltorio de pescados congelados en una ciudad portuaria de la provincia de Shandong.

En el país asiático hay preocupación por la gravedad de la pandemia en Latinoamérica, con más de 5,6 millones de casos confirmados, así como en Brasil y Ecuador y el riesgo de que el virus de los embalajes, más que el producto en sí, se pueda transmitir a los consumidores.

Foto: Shutterstock.