Niño recibe un detector de metales y encuentra una espada de hace 300 años - Sociedad - El Nueve

03/09/2020

Niño recibe un detector de metales y encuentra una espada de hace 300 años

La empuñadura podría ser la que usaban los oficiales desde el 1720 a 1780, aunque también corresponde a un tipo de principios del siglo XIX.

Un increíble hallazgo es el que realizó un niño de solo diez años en la zona rural de Derrylaughan, en Irlanda del Norte. El menor recibió un detector de metales como regalo por su cumpleaños y con este artefacto encontró una espada histórica irlandesa que podría tener 300 años.

Fionntan Hughes disfrutaba buscando artefactos enterrados con su detector antiguo, que era más bien un juguete, por eso sus padres decidieron regalarle uno más profesional para su décimo aniversario, recoge Vintage News.

Entonces el niño decidió probar su nuevo detector, junto a su primo, en las orillas del río Blackwater. Primero encontró dos “baratijas insignificantes”, pero al tercer pitido de la máquina se llevaría una sorpresa, pues a 30 centímetros de la superficie estaba el oxidado objeto que tuvo que llevar a casa para lavar con la manguera del jardín.

Como no sabían el origen del arma, la familia decidió hacer algunas fotografías de su hallazgo y las enviaron a los comerciantes de armas antiguas, que la fecharon provisionalmente entre los siglos XVII y XIX. Entre sus características más importantes está la empuñadura que podría ser la que usaban los oficiales desde el 1720 a 1780, aunque una rotura en la parte superior y la suciedad que todavía tiene el arma dificulta su encuadre preciso, consigna Ancients-origins.

Un experto consultado dijo que el arma fue “probablemente la espada de un oficial inglés”, debido a la ornamentación de su diseño. La espada se habría utilizado con fines ceremoniales, pero también podría haber sido de un civil, ya que en Irlanda los miembros de la élite disponían de ellas y los duelos eran muy comunes en el siglo XVIII.

Ahora la familia quiere saber cómo preservar la espada para que no se deteriore y esperan que un museo ayude a conservarla e incluso exhibirla.

Foto: Clonoe Gallery.