Los 7 consejos del FBI al momento de pedir un aumento de sueldo en el trabajo - Sociedad - El Nueve

16/09/2020

Los 7 consejos del FBI al momento de pedir un aumento de sueldo en el trabajo

Se trata de una serie de trucos que puedes utilizar para este tipo de conversaciones con tus superiores.

Pedir un aumento de sueldo no siempre es fácil. Para muchos trabajadores, el solo hecho de llegar a esta conversación con sus superiores es un tema complicado, pero existen ciertos trucos que lo pueden hacer menos difícil.

En este sentido, desde el Instituto de Negociación y Comunicación Eficiente (INCE) han lanzado siete reglas de oro, utilizadas por el FBI estadounidense, que son aplicables a una negociación empresarial, publica El Confidencial. 

aumentosueldo-interior

Lado emocional
Busca puntos en común con tu jefe y trata de verlo como un compañero, lo que te permitirá construir una buena relación, algo muy positivo en las negociaciones del día a día.

Elige el momento
Debes ajustar tus conversaciones importantes a momentos en los que tu superior esté tranquilo y positivo. Debes evitar también tratar de negociar ciertos asuntos demasiado pronto o demasiado tarde.

Nunca amenaces
Plantear una negociación con un ultimátum o una advertencia suele terminar con el efecto contrario del que se pretende y tiene más posibilidades de terminar mal. Eso solo muestra debilidad, deslealtad y falta de control.

Prepara la negociación
Aparte de elegir el momento adecuado, prepara los motivos objetivos en los que se apoyan tus propuestas, piensa en las argumentaciones que recibirás y si son legítimas o no y por qué. Prepara las opciones que puedes proponer para llegar a un acuerdo y piensa en qué intereses tiene la otra parte que podrías cubrir. En el caso de una negociación para un aumento de sueldo, valora la posibilidad no solo de conseguir el dinero, sino en otras opciones, como reducción de jornada, vacaciones o flexibilidad, que pueden satisfacerte de manera similar.

Cuidado con el tono
Nada de usar un tono desilusionado, frustrado o de víctima para remarcar tu disgusto o desilusión con una situación. Esto provoca en el receptor una sensación de querer deshacerse del problema lo antes posible. Trata siempre de usar un tono agradable, cercano y positivo, aunque cuentes algo desagradable. Acompáñalo de una sonrisa siempre que puedas. Puedes hacer esto y al mismo tiempo ser rotundo y claro con el mensaje. Si lo haces bien, el mensaje no pierde peso porque lo hagas en tono positivo.

Prohibido el “no”
Un “no”, así tal cual, produce un sonido desagradable en los oídos de las personas que realizan funciones de dirección, por lo que hay que matizar ese tipo de respuestas y buscar opciones en común.

Sé discreto
Intenta no comunicar tus intenciones de pedir un aumento de sueldo a tus compañeros, ni siquiera a esa persona con la que tienes tanta confianza en el trabajo. Puede que lo hagas para sentirte reforzado, pero la información puede circular rápidamente y llegar a oídos indeseados e influir en la respuesta que te va a dar tu jefe. Incluso, puede darse la situación de que se entere alguien que también quiere un aumento de sueldo y se te adelante, reduciendo las posibilidades de que tú lo obtengas.

Foto: Shutterstock.