Así cambió Donald Trump la política internacional de Estados Unidos - Actualidad - El Nueve

16/11/2020

Así cambió Donald Trump la política internacional de Estados Unidos

“Estados Unidos primero”, fue su frase en los primeros días de campaña en 2016. Todo indica que cumplió su palabra aunque a un costo bastante alto.

Independiente de quién gane las elecciones presidenciales de Estados Unidos, lo cierto es que la administración de Donald Trump cambió la política internacional del país más poderoso del mundo.

“Estados Unidos primero”, fue la frase del candidato republicano en sus primeros días de campaña en 2016. Todo indica que cumplió su palabra, aunque a un costo bastante alto.

La política exterior de Estados Unidos bajo el mandato de Trump ha sido priorizando el unilateralismo y con un discurso conformacional, confuso y poco diplomático.

Tres días después del inicio de su gobierno, Trump sacó a Estados Unidos de la Asociación Transpacífica (TPP), un acuerdo comercial con naciones asiáticas.

Luego hizo lo mismo al retirar al país de numerosos acuerdos y organismos internacionales, como el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y el Acuerdo Climático de París, según recopila DW.

El factor común de las relaciones diplomáticas de Trump es hacer oídos sordos al consenso internacional. Un ejemplo fue la decisión de reconocer formalmente a Jerusalén como capital de Israel, y la de reubicar la embajada de Estados Unidos esa ciudad.

La guerra comercial con China es otro ejemplo concreto de que la frase “Estados Unidos primero” se llevó a la práctica. En 2018 Trump anunció la intención de imponer aranceles de 50 000 millones de dólares a los productos chinos bajo el artículo 301 de la Ley de Comercio de 1974.

El mandatario estadounidense es un hombre que viene del mundo de los negocios y los medios de comunicación. Sabe muy bien la importancia que tiene la presencia en los medios y las redes sociales. Por ello le da tanta importancia a Twitter, lo que ha provocado una comunicación exterior confusa y a menudo con una retórica belicosa.

Para Alexi Drew, del Centro de Estudios sobre Ciencia y Seguridad en el King’s College de Londres, las relaciones entre EE. UU. e Irán es un ejemplo básico de cuán delicado y potencialmente peligroso para los conflictos internacionales es el estilo diplomático de Trump a través de las redes sociales.

“Si uno se pone en el lugar del ministro iraní de Relaciones Exteriores, Yavad Mohamed Zarif, y en el de los iraníes, es muy difícil cerciorarse de cuál es exactamente la posición de Estados Unidos, debido a los mensajes repetidamente contradictorios provenientes del Departamento de Estado y de las distintas cuentas de Donald Trump”, dice.

Foto: Shutterstock