Ivanka Trump saca a sus hijos del colegio tras las reiteradas quejas de los padres - Actualidad - El Nueve

17/11/2020

Ivanka Trump saca a sus hijos del colegio tras las reiteradas quejas de los padres

Las críticas se basan en que el matrimonio no cumple las medidas de seguridad y eso pondría poner en peligro a sus hijos, y por lo tanto al resto de niños de la escuela.

Donald Trump sigue obsesionado con ver si puede revertir los resultados de las elecciones. Mientras, sus hijos ya están sufriendo las primeras consecuencias de su derrota electoral. Ahora, las antiguas amistades neoyorquinas de su hija, Ivanka Trump, y su marido, Jared Kushner, les han situado en la categoría de paria en los elitistas círculos en los que eran estrellas.

Ahora, la bautizada como “primera hija” ha sufrido un nuevo revés después de verse obligada a sacar a sus hijos -Arabella Rose (9 años), Joseph Frederick (7) y Theodore James (3)- del colegio privado en Washington al que asistían desde hacía tres años. Una decisión tomada tras las continuas críticas por parte de los padres del centro educativo, quienes se quejaban de que tanto el presidente estadounidense como su hija y su yerno no utilizan barbijos en los actos públicos a los que acuden. Un incumplimiento de las medidas de seguridad que pondrían en peligro a sus hijos, y por lo tanto al resto de niños del colegio.

Los padres del centro han basado sus quejas en la ceremonia de nominación de la jueza de la Corte Suprema Amy Coney Barrett, en la que más de 10 de los asistentes dieron positivo en coronavirus, además del primer debate de su padre con el presidente electo Joe Biden, consigna ABC.

Y es que durante meses, el uso del barbijo se convirtió en una guerra ideológica en Estados Unidos después de que Donald Trump rehusase utilizarlo y se negase a dar ejemplo con el. De hecho, durante toda la campaña electoral solo se le vio con la protección en un par de ocasiones. Muchos de sus fieles seguidores se sumaron a la negativa de llevar barbijo y en sus mítines multitudinarios no se exigía su uso ni se impuso la distancia física de seguridad.

Foto: Shutterstock.