El reencuentro que tardó más de 8 meses un geriátrico en Rosario - CONEXIÓN JUBILADOS TL9, TL9 Noticias (Clips) - El Nueve

02/12/2020

El reencuentro que tardó más de 8 meses un geriátrico en Rosario

Cargando...

El coronavirus impidió que por más de ocho meses los más de 180 residentes del Hospital Geriátrico Provincial de Rosario, tuvieran la posibilidad de un reencuentro más cercano con sus seres queridos.

Si bien en junio se les permitió el saludo a través de un vidrio, pero un mes después, debido al aumento exponencial de casos en la provincia de Santa Fe y especialmente en Rosario, esto también quedó suspendido y sólo se facilitó, como una excepción, que, para el día de la madre, las abuelas pudieran recibir, vidrio mediante, el afecto de sus familiares.

En septiembre, la pasaron muy mal porque unos 30 abuelos se contagiaron de coronavirus, de los cuales cuatro murieron.

En los últimos meses, el geriátrico se convirtió en un ejemplo, ya que desde que se recuperó el último de los residentes, no hubo más casos y además porque sus autoridades elaboraron un protocolo muy estricto para que vuelvan los encuentros, más cercanos, sin besos ni abrazos, pero con la posibilidad de tomarse de las manos.

Hay otras residencias para adultos mayores de Rosario que también podrán abrir sus puertas a los familiares, siempre que se respeten a rajatabla todos los protocolos.

Alicia, luego de firmar una declaración jurada obligatoria, fue la primera que se presentó en el hospital geriátrico provincial para reencontrarse con Reinaldo, su marido.

Para tal efecto, la mujer tuvo que utilizar el acceso de los trabajadores de la residencia para evitar el contacto con el resto de los abuelos, limpió su calzado en un trapo embebido en solución con la lavandina, se pasó alcohol en gel en las manos y se colocó una cofia, una bata color naranja, guantes, un barbijo quirúrgico y una máscara facial.

Antes tuvo que mostrar sus uñas, que debían estar cortas y limpias, y debió quitarse anillos, pulseras y el reloj, que quedaron a resguardo con el resto de sus pertenencias.

Luego fue llevada a un espacio físico exclusivo, aprobado por las autoridades de salud de la provincia, donde desde ese momento se realizan los encuentros con familiares.

Allí esperó a su marido, que fue llevado en silla de ruedas, con una bata y barbijo, y a quien, antes de un saludo más estrecho con su esposa, a la que al principio no reconoció por las prendas protectoras, le desinfectaron las manos con alcohol en gel.

Luego se tomaron de las manos, lo único permitido, y estallaron los aplausos, cargados de emoción, de las enfermeras presentes.

A las visitas podrá entrar un familiar por vez y no podrán extenderse más de 30 minutos por residente, luego se desinfecta el lugar en un lapso de media hora, hasta el próximo encuentro.

Después de Alicia, que fue desinfectada también a la salida, donde dejó el equipo de protección y fue en busca de sus pertenencias, ingresó Juan Manuel, un joven que fue a visitar a Edgardo, su papá, cumpliendo ambos el mismo ritual del protocolo.

Telenueve al  Mediodía, el noticiero más completo, con información al instante, cobertura nacional e internacional de la actualidad. El análisis de los hechos destacados de la jornada. Móviles en vivo, deportes, política, espectáculos, hechos policiales, informes meteorológicos, sobre el tránsito y los accesos. Con la conducción de Marisa Andino y Esteban Mirol. De lunes a viernes 12.00hs por El Nueve.