Mujer se casa con su hijastro de 21 años y se somete a cirugías plásticas para lucir más joven - Espectáculos TL9 - El Nueve

28/01/2021

Mujer se casa con su hijastro de 21 años y se somete a cirugías plásticas para lucir más joven

La mujer, de 35 años, se hizo cargo de Vladimir cuando era un niño de 7 años y ahora lo ha convertido en su esposo.

Marina Balmasheva, de 35 años, es una famosa youtuber rusa, parte de la comunidad de las “mommy bloggers”. Hasta ahora, su popularidad se limitaba a su país de origen, pero recientemente fue noticia en todo el mundo tras casarse con Vladimir, su hijastro de 21 años, con quien acaba de tener a su primer hijo biológico.

La historia es bastante retorcida. Marina estaba casada con Alexey Shavyrin, con quien adoptó cinco hijos en sus 10 años de matrimonio. Entre ellos llegó a la familia Vladimir con tan solo 7 años. Desde entonces, la influencer compartía su día a día en las redes sociales, sin nada que hiciese sospechar algo fuera de lo normal.

Sin embargo, un día hizo un anuncio que dejó a sus seguidores con la boca abierta: había decidido divorciarse de Alexey, pero no solo eso, sino que también anunció que iba a casarse con Vladimir y que esperaba un hijo suyo.

Los seguidores de la youtuber no dudaron en desearle lo mejor en su nueva aventura, pero muchos otros quisieron mostrar su indignación ante lo que estaba sucediendo, acusándola de “inmoral”, sobre todo después de que ella publicara una fotografía haciendo alusión a su relación y diferencia de edad, diciendo que “nunca se sabe cómo será la vida” y “cuándo conocerás a una persona que te haga sonreír”. Marina quiso también mandarle un mensaje a Vladimir: “Sé que algunos nos juzgarán, otros nos apoyarán, pero estamos contentos”.

La mujer ha insistido en todo momento que está muy enamorada del joven y que juntos están criando a tres de los hermanos de Vladimir, que ahora también son sus hijastros. Ahora serán 4, con la llegada del recién nacido, recoge La Vanguardia.

Otra de las cosas que confesó Marina es que se ha sometido a varias operaciones de cirugía plástica, con el objetivo de parecer más joven. En concreto, le han realizado un estiramiento facial, una flexión de cuello, una blefaroplastia (intervención para corregir las bolsas de los ojos y el exceso de piel en los párpados) y le han inyectado botox. Ella está más que encantada con el resultado, y así lo ha compartido con sus seguidores en Instagram.

Su nueva vida como familia numerosa comienza ahora, y Marina asegura que va a tener ayuda y apoyo de sobra. No de Alexey, su ahora suegro además de ex marido, sino de la madre biológica de Vladimir, también ex esposa de Alexey, que se ha ofrecido a ayudar a cuidar del bebé.

Foto: Instagram.