China desmantela red que vendía vacunas falsas contra el Covid-19: las jeringas contenían agua con sal - Actualidad - El Nueve

04/02/2021

China desmantela red que vendía vacunas falsas contra el Covid-19: las jeringas contenían agua con sal

Las jeringas decomisadas estaban rellenas de solución salina y no tienen ningún efecto, pero tampoco causan problemas de salud.

La policía de China desmanteló una red que presuntamente traficaba vacunas falsas contra el Covid-19, procedimiento en el que fueron arrestados más de 80 sospechosos y en el que se decomisaron más de 3.000 jeringas que contenían solución salina.

La red criminal tenía presencia en varias ciudades y la redada se realizó de manera conjunta por las fuerzas de seguridad de Pekín y de las provincias orientales de Jiangsu y Shandong, informó el diario estatal Global Times.

Las vacunas falsas consistían en jeringuillas precargadas con sal y se vendían a altos precios en el mercado de manera informal, recoge CNN Chile.

Tao Lina, un experto en vacunas, aseguró que “las ‘vacunas’ rellenas de solución salina no tienen ningún efecto, pero tampoco causan problemas de salud, así que está claro que los sospechosos querían dinero, no dañar a la gente”.

Otras fuentes citadas por Global Times sostuvieron que esta red podría estar involucrada en la comercialización de estas vacunas falsas en el extranjero.

El pasado 28 de enero, la farmacéutica china Sinovac, desarrolladora de una de las vacunas del país asiático, publicó un comunicado en el que alertó de que “algunas empresas e individuos han falsificado y usado documentos de autorización de Sinovac” para intentar obrar como “distribuidores de la vacuna para el Covid-19 CoronaVac y otros productos de vacunación en mercados fuera de China”.

China comenzó el pasado año una serie de campañas de vacunación para casos especiales, como militares o diplomáticos desplazados al extranjero, y casi ha erradicado la enfermedad en su territorio, aunque el mes pasado surgieron brotes epidémicos limitados.

Foto: Shutterstock.