Todos los martes a las 23hs
La reflexión final de Dante Gebel sobre tomar buenas decisiones

La reflexión final de Dante Gebel sobre tomar buenas decisiones

Tomando la historia de Titanic, el conductor nos deja una enseñanza sobre el libre albedrio

Cada cierre de La Divina Noche de Dante tiene como objetivo final hacernos reflexionar sobre aquellas cuestiones que por ahí ocupan demasiado lugar en nuestras mentes y no nos dejan pensar con claridad. Su experiencia al mando de la iglesia de River Church hace que el conductor se sienta cómodo llevados temas de tal profundidad. En esta oportunidad llamó a sus oyentes a ser sabios a la hora de tomar decisiones. Además, aprovechó y tomó como ejemplo la historia del Titanic para dejar una enseñanza. 

"En la noche del 14 de abril de 1912 se produjo el hundimiento del Titanic luego de chocar contra un iceberg. Hay una anécdota muy curiosa, de una mujer que consiguió un asiento en uno de los botes salvavidas. Preguntó si podía regresar a su camarote por algo que había olvidado y le dieron tres minutos para hacerlo. Una vez ahí, pasó por alto su dinero y joyas y tomó tres naranjas y volvió rápido a su lugar en el bote", relata Gebel.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: La reflexión final de Dante Gebel sobre la integridad de las personas

"Sólo unas horas antes hubiera sido ridículo pensar que ella hubiera aceptado unas naranjas a cambio del más pequeño de sus diamantes, pero en esas circunstancias las naranjas podrían salvarla la vida. La emergencia había clarificado sus prioridades. Si supiéramos que nos queda una semana de vida, ¿en qué emplearíamos ese tiempo?", sentencia el conferencista. 

"Tomar un camino supone asumir que hay un montón de caminos que no se van a recorrer", cierra el hombre en el momento de su programa, que representa un oasis para los espectadores que quieren olvidar, por un ratito, de los problemas diarios. 

¡Mirá el video con la reflexión completa!

Temas que aparecen en esta nota:

Si te interesó, compartilo

Más para ver