Todos los martes a las 23hs
Dante Gebel inició el programa con una monólogo dirigido a "los peluqueros de antes"

Dante Gebel inició el programa con un monólogo dirigido a "los peluqueros de antes"

El conductor le dedicó el incio a una oficio que siempre nos salva y destacó las diferencias que había en el pasado

Una de las secciones infaltables de La Divina Noche de Dante es esta que recurre a la nostalgia del pasado y la compara con el presente a través de distintos tópicos que va sugirieendo el conductor con la siempre compañia de Camilo Quintana. En esta oportunidad, tomó los minutos del incio para homenajear a todos los peluqueros y peluqueras, en especial a los que corresponden a la generación pasada. 

"Soy de una generación atendida por peluqueros con delantal blanco, que te hablaban por el espejo. Oficio que se heredaba, pasaba de abuelos, a padres, a hijos. Ahí te cortabas el pelo y nada de lavarte la cabeza, como ahora", remarca el conferencista. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: "Cosas inútiles de la escuela": el monólogo inicial de Dante Gebel en su programa

Es que con los años, los tiempos cambieron y los oficios no se quedaron atrás. Hoy existen grandes profesionales que presentan variedad de opciones a la hora de que un cliente se quiera cambiar el look. "Se cortaba casi todo a navaja: era a la romana, la media americana corta o larga. Y te marcaba los bordes, la patilla y la nuca con precisión geométrica, como una bordeadora", describe sobre los cortes de pelo pasado. 

Además, Dante aprovecha para recordar a quien fue su peluquero de la infancia cuando vivía e un barrio humilde en San Martín, provincia de Buenos Aires. Mi viejo me llevaba a una peluquería en Billinghurst, “Carlito”, se llamaba. Un tano bruto, pero querible.Y él le decía al peluquero cómo tenía que cortarme", realata en su monólogo incial. 

¡Mirá el monólogo completo en el video!

Temas que aparecen en esta nota:

Si te interesó, compartilo

Más para ver